Inicio Santuario de San Miguel de Aralar


 

La parte de la sierra de Aralar que se asienta en el Territorio Histórico de Gipuzkoa está declarada como Parque Natural de Aralar por Decreto 168/94, de 26 de abril de la Diputación Foral de Gipuzkoa. Comprende una superficie total de 10.956,5 has. de las cuales, el 36,1% está cubierto de bosques autóctonos, 24,5% de pastos de montaña, 17,4 de plantaciones arbóreas, 10,5% de matorrales, 7,3% de prados y cultivos, 2,3% de otras formaciones herbáceas, el 1,5% de de roquedos y graveras, y el 0,4% está urbanizado o sin vegetación.
 

Las formaciones kársticas ocupan la superficie central del parque por lo que las corrientes hídricas son subterráneas. Por superficie corren pequeñas regatas que derivan hacia cuatro cuencas, que son las de Agauntza, Zaldibia, Ibiur y Amezketa.

Laderas y valles están cubiertas principalmente por hayedos, plantaciones forestales y prados de siega de forma dispersa, lo que ocasiona un paisaje muy rico en matices.
 

  El hielo cubre las ramas al inicio de la primavera
El hielo cubre las ramas al inicio de la primavera

Las zonas del parque de Aralar donde se aprecia una mayor calidad paisajística coinciden con los más altos roquedos (Txindoki, Balerdi, Ganbo, Alotza, barranco de Arritzaga, cresterío del Domo) y con los hayedos en pendiente de Agauntza-Lizarrusti.

Los principales accesos a la sierra de Aralar desde Gipuzkoa son dos: el área de Ataun, accesible desde la carretera Lazkao/puerto de Lizarrusti y centrada en torno al Centro de Acogida de Lizarrusti; y la carretera Ordizia-Alegia, desde la que se accede al conjunto Abaltzisketa-Larraitz y Amezketa-San Martin.

Los enclaves cuya vegetación presenta un mayor valor son el encinar cantábrico de Ataun, el quejigal-robledal calcícola, el bosque mixto de hayas y tejos de Akaitz-Sastarri, los espinares, las praderas de montaña, los roquedos y lapiaces, los herbazales subalpinos de la umbría de Amezketa, las alisedas y los robledales, entre los que destaca el de Muitze.