Hasiera Aralarko San Migel Santutegia


 

De su superficie (2.177,5 Has), 1.033,1 son rasas Y 1.144,4 Has son arboladas. La especie principal que vegeta en esta zona el haya (Fagus sylvática L.). Existen también masas creadas artificialmente de poca extensión, de pino silvestre (Pinus sylvestris L.) y algunos rodales de alerce japonés (Larix kaempferi), abeto rojo (Picea abies) y ciprés de Lawson (Chamaecyparis lawsoniana) entre otras especies.

 

La administración y gestión del Monte Aralar dependió del Estado hasta 1931, en que pasó a depender de la Diputación de Navarra, si bien la titularidad siguió siendo estatal. El Amejoramiento del Fuero de 1982 incluyó la posibilidad de que la titularidad de los montes del Estado fuera transferida a Navarra, lo que se ejecutó cinco años más tarde, mediante Real Decreto 334/1987, de 27 de febrero, por lo que desde esa fecha, el Monte Aralar, al igual que los demás montes denominados del Estado, pasaron a ser propiedad de Navarra, si bien en este caso, con importantes servidumbres de madera, carbón, leña y pastos en favor de los vecinos de la Unión de Aralar, que las disfrutan desde tiempo inmemorial, en base a documentos antiguos y reguladas por las bases establecidas en las Reales Ordenanzas de 16 de junio de 1905 y 15 de noviembre de 1916. La mayoría de los aprovechamientos ordinarios fueron adjudicados a la RENFE.

  Etzantza izeneko soroa Aralarko Realengoan
Etzantza izeneko soroa Aralarko Realengoan

 

El pastoreo es libre en todo el monte y durante todo el año para todo tipo de ganado, excepto el cabrío. La única limitación la constituyen los acotados, zonas alambradas con arbolado joven que no deben ser malogradas por el ganado. En el Realengo se han compatibilizado durante el último siglo los usos forestal, pascícola y de ocio. Cuenta con gran número de visitantes por lo que tiene una posición privilegiada para mostrar al público las ciencias forestales y los objetivos de la selvicultura. Se han establecido una serie de parcelas de ensayo para investigación con el fin de elaborar unas tablas de selvicultura para el haya en Navarra, así como para el estudio y seguimiento de diferentes tipos de regímenes de claras para determinar su idoneidad.